12 nov. 2012

Desahucio o desalojo de la vivienda


Empieza a ser un verdadero problema social los desahucios en España.
Su origen es la gran tasa de desempleo que produce la actual crisis económica.
El no percibir un salario conlleva a las familias, entre otras cosas, a no poder pagar la vivienda, especialmente las hipotecas que se deben a los bancos. Éstos a su vez no dudan de expropiarte el domicilio por no cumplir el régimen hipotecario. 
Ante el creciente porcentaje de desahucios por mes el Gobierno busca ponerle freno a los desahucios aplicando una ley urgente. 

  • El desahucio o desalojo de la vivienda, paso 1:

El banco ante el impago mensual pasa a reclamar mediante vía judicial el cobro de las cuotas atrasadas. 
Se envía la notificación de la demanda al deudor a  su domicilio informándole del plazo para abonar las cuotas.

  • Paso 2:

Si no se respeta el plazo de pago, la entidad puede decidir la ejecución hipotecaria.

  • Paso 3:

Una vez que se decide hipotecar la vivienda sale a subasta.
La vivienda se la llevará quien haga la mejor puja. Puede que la subasta se la declare desierta, en ese caso el banco termina por quedarse con la vivienda.

Existen ya algunas organizaciones o plataformas sociales para evitar estas situaciones como es el ejemplo de Stop Desahucios o la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.


Este tema tan escabroso ya ha producido algún suicidio y cientos de personas desterradas de sus hogares. Necesario es una solución del Estado y una ley que ampare a las víctimas que han llegado a esta situación de forma imprevisible por la eminente crisis actual.