7 may. 2014

Entrevista a una parada de larga duración y con cargas familiares

Entrevista a Maria Magdalena, vecina de mi barrio. 
El otro dia casualmente nos cruzamos por la calle, y le pregunté qué tal le iba todo. Ella me relató una vida muy fuertemente golpeada por la crisis.


Me dijo que conocía que yo escribía un blog como Asistente Social y se ha prestado voluntaria a que la entreviste con el fin de dar a conocer al resto de lectores, ciudadanos y profesionales de lo social su caso, aunque ella puntualiza que no es la única en esta situación de emergencia. 

Yo accedí encantada por doble razón, la de hacer pública una situación de riesgo social, y por otra parte por cumplir la petición de Maria.
Aqui os dejo la entrevista:


Entrevistadora (Marta Quilez): Hola María, el otro día hablamos y me dejaste muy compungida por el rumbo que ha llevado tu vida estos últimos años. 
Me quedé anodadada. Te conozco toda la vida del barrio. 
Aún que eres unos años mayor que yo conozco tu historia, tu familia y lo trabajadora que eres desde que yo tengo uso de razón. 
Siempre has estado trabajando para mantener a tus hermanos, has estudiado y trabajado a la vez, . . . y pertenecías a una clase media desahogada económicamente hasta donde yo conozco.  


Entrevistada (Maria Magdalena): Hola buenos dias Marta. Pues sí es cierto todo lo que dices. Yo desde jovencita, muy jovencita, siempre he estado trabajando en la empresa familiar e incluso en otros empleos a la vez. Siempre he tenido todo lo que he necesitado y no me ha faltado de nada. Creo que mi historia fatídica empieza en el año 2009 cuando nos vemos obligadísimos a echar el cierre de la empresa familiar, ahí empieza una espiral de deudas, pobreza y problemas. 
No quiero aburrir a tus lectores, por tanto te resumiré  muy brevemente mi historia, una vez que me quedé sin mi puesto de trabajo familiar. Estaba pagando la hipoteca de mi casa iba por la mitad de los pagos, a los muy pocos meses de cerrar la empresa tuve que dejar de pagar la hipoteca y eso que mis amigos y familiares nos habían prestado todo lo que podían. Nos llegó la carta de embargo y teniamos que abandonar la vivienda. 
Unos amigos nos prestaron una vivienda suya altruistamente, lo cual me faltaran dias de vida para agradecérselo. En esa casa viviamos mi marido y yo con mis dos hijos y los gemelos que venian de camino. Mis padres unas semanas antes murieron de una enfermedad crónica que se les habia agravado con el cierre de la empresa y con el disgusto de ver en qué situación nos habíamos quedado sus hijos. 
Mi marido trabajaba también en la empresa familiar, por tanto estaba buscando empleo, incluso hizo el amago de crear dos nuevas empresas para resurgir económicamente. El esfuerzo fue en vano es más, incluso nos quedamos con más deudas. 
Mis hijos los gemelos nacieron con una serie de anomalías que necesitan de ayuda técnica y algunos medicamentos caros.
A dia de hoy sacamos dinero a muy duras penas para mantener unido nuestro núcleo familiar, acudimos regularmente a ONG´s que nos proporcionan alimentos, y especialmente ayudas para las anomalías de los gemelos.
Hace unas semanas he podido encontrar un "minijob" o contrato basura ... pero que para nosotros nos devuelve la vida trata de 19 horas semanales y un salario mensual de 300 € Y PUEDO AFIRMAR Y AFIRMO que es lo mejor que nos ha podido pasar desde el año 2009. Este pequeño grano de arena, por muy insignificante que parezca para otros, a nosotros nos ha devuelto la alegría y la esperanza en el futuro.
Marta ¿crees que con esto que te he relatado es suficiente para que los gobernantes de este pais entiendan que el pueblo lo está pasando realmente mal?

Entrevistadora: Muchas gracias Maria por tu relato. Espero que les quede muy clarito a ellos porque a mi desde luego que se me han puesto los pelos de punta al escuchar de nuevo la historia de tu vida en estos ultimos años.

Entrevistada: Marta muchas gracias por orientarme hacia que instituciones y organismos públicos he de dirigirme para solicitar una mejora en mi vida. Nada más tenga novedades te avisaré. Y os lo contaré a todos. Hoy me voy a casa con una sonrisa ya que con el simple hecho de que podais leer mi pena en este blog y compartir mi tragedia personal ya me doy más que por satisfecha. 
Quiero dejar públicamente claro que la razón de mi fuerza para querer salir hacia adelante es la existencia de mis niños. Ellos son el motor de mi vida y lucho dia a dia por sus derechos a una infancia digna.
Muchas gracias Marta por dejar constancia de esto en tu blog (con lágrimas en los ojos y algo temblorosa). 
Hablamos pronto.

Entrevistadora: Gracias a ti. Aqui siempre tendrás Voz. Un saludo y que vaya todo a mejor Maria. Un beso
----------------------------------------------------


Ante esta situación
¿A qué organismo le toca mover ficha?.
Generalizando,
 personas en esta misma situación afirman rotundamente sentirse desamparadas.

No tengo más preguntas que hacer a Maria creo que en una única respuesta ella a sabido resumir su historia y por el calvario que está pasando.

5 may. 2014

Teléfono contra la trata de seres humanos

Denúncia a este teléfono de la policía si tienes sospecha que alguien de tu alrededor sufre abusos por parte de otra u otras personas.

  • Teléfono gratuito
  • No deja rastro en la factura telefónica. Para mantener el anonimato y la seguridad del denunciante.
                       900 10 50 90