29 sept. 2014

Foto del lugar preferido de una lectora

Hola Marta Q.,
soy Carolina quiero compartir con los lectores
esta foto que te he dado.
Mi finalidad es que crees en tu blog una sección
¡¡¡donde podamos mandar fotos!!!

Os explico esta es una playa que hay al norte de Tenerife,
voy una vez a la semana a sentarme, admirar la naturaleza y escribir.
Sobre todo a escribir.
Me jubilé hace tres años,
yo siempre he sido abogada,
ahora a la "madurez",
me apetece escribir relatos sobre mi vida.

Quedáis invitados a compartir ratos literarios, de intercambios de experiencias y vivencias,
ya somos cerca de siete personas las que casi semanalmente nos reunimos
además con perfiles personales como profesionales
muy diferentes.
Es muy enriquecedora esta iniciativa.

¿Qué son esas manchitas que ves flotando en tu ojo?

A modo de curiosidad os cuelgo hoy en el blog, un artículo que he encontrado en internet y me ha llamado la atención.
Trata de explicar esas manchitas negras que en ocasiones hemos visto en el ojo, o también conocidas como moscas.
Siempre he creido que el motivo era otro pero la explicación según este artículo es muy sencilla.
El enlace al artículo es
Qué-son-esas-manchitas-que-ves-flotando-en-tu-ojo/

16 sept. 2014

Testimonio de fallecimiento por accidente de tráfico

A la atención de la Señora Quilez;
En primer lugar felicidades por darnos a los ciudadanos un pequeño hueco en esta nube que representa internet.
No tenia muy claro si escribirle a usted esta carta, ya que no pido nada. Únicamente es una reflexión interna mia.
En caso de que me lea quiero transmitirle mi más profundo agradecimiento por hacer ECO de la voz y sentimientos de ciudadanos totalmente anónimos como es mi caso.

Mi historia es una autoreflexión personal de autoculpabilidad. Estos dias se celebra el noveno aniversario de la muerte de mi hijo. Murió en la carretera. Murió en una moto que yo mismo le regalé.

Tenia poco más de veinte años, la moto era demasiado potente para un chico inexperto. Los vecinos y
conocidos me dijeron "DEMASIADA MOTO PARA EL CHICO, NO DEBERIAS DEJARSELA".

Yo solo queria que mi hijo fuera orgulloso de su moto, y regalarle uno de sus sueños.
Hice caso omiso a los comentarios de mis vecinos, y se la regalé igualmente.

A la semana, era hora de cenar y no vino, era hora de acostarse y no vino, era mitad de noche y no vino.
Me levanté de la cama muy inquieto y le dije a mi mujer que no podía dormir sabía que algo había pasado porque él nunca llegaba de madrugada a casa. Cogí el coche y me fui a buscarlo a donde siempre se juntaba con sus amigos, no habia nadie ya que eran las 3 de la madrugada.

Me sonó el teléfono, descolgué y era mi mujer con la voz rota y entrecortada "ha llamado la guardia civil, le ha pasado algo, le ha pasado algoo... está en el hospital".
Desencajado conduje hasta casa para recoger a mi mujer y me dirigí al hospital.
En el hospital sólo pudieron anunciarme su defunción.

Nooooooooooo, sólo tiene 20 años. Nooo...es una equivocación!!
Y con esa frase llevo viviendo estos últimos nueve años. Nunca me perdonaré a mi mismo.

Cada vez que veo en la televisión la campaña de tráfico PONLE FRENO ... veo la cara de mi hijo.
Yo a sus lectores Sr.Quilez sólo les diría que moderen la velocidad porque cuando pasa ésta desgracias las víctimas no sólo son los que perecen en las carreteras sino los que quedamos aqui llorando su ausencia.

Tiene toda mi autorización para publicar esto en su blog con la finalidad de que TODOS NOS CONCIENCIEMOS. Gracias por escucharme, ha sido muy difícil para mi escribir mis más profundos sentimientos.

Desde A Coruña
                                 Iván

11 sept. 2014


Testimonio de abusos en el matrimonio

Estimada Doña Marta Quilez;

Me he tomado la libertad de escribirle puesto que su blog me parece muy instructivo para personas como yo, 
que a veces nos sentimos solas y abandonadas por la sociedad.

Mi caso, o mejor dicho el calvario de mi vida
empezó hace 35 años, un dia que cambió mi vida,
un dia que eché a perder mi vida,
EL DIA QUE CONTRAJE MATRIMONIO.

El motivo de esta carta es dejar constancia de mi historia, he sufrido abusos tanto físicos como psíquicos 
desde el día que me casé por parte de "mi marido".
No seas un número más.
Evita aparecer en la prensa
como un mal suceso.
Si puedes aún leer esto,
es porque aún no es demasiado tarde
REACCIONA!!

He sufrido en silencio ya que cuando en alguna ocasión he querido comentar algo a mi familia especialmente a mi madre o hermanas, ellas ni siquiera me han dejado continuar el relato y cambiaban automáticamente de conversación para que yo no continuara narrando mi calvario. 
Me daban el silencio por respuesta, yo siempre entendí por tanto que ellas vivían mis mismas situaciones conyugales en la intimidad, y que ello era lo normal.

Desde aqui hago un llamamiento a todas las mujeres de que denúncien, denúncien y denúncien tanto públicamente como ante las autoridades pertinentes si creen que están sufriendo abusos, 
NO TE CALLES, 
NO COMETAS EL MISMO ERROR QUE YO.

Algunas os preguntareis;
- y ¿cómo se yo si lo que estoy sufriendo es un abuso o un maltrato?
Fácil respuesta;
- Todo lo que os haga sentir mal, insignificante, pequeñitas o anuladas ya es indicativo que no estais sufriendo un "buen trato", es de lógica.

Espero que mi testimonio pueda abrir los ojos a otras mujeres, 
y les ayude a dar el paso de dejar a su agresor.

Doña Marta Quilez gracias por su atención,
tiene toda mi autorización para publicar este testimonio donde estime usted oportuno.

Atentamente;
                       Maria Soledad