16 sept. 2014

Testimonio de fallecimiento por accidente de tráfico

A la atención de la Señora Quilez;
En primer lugar felicidades por darnos a los ciudadanos un pequeño hueco en esta nube que representa internet.
No tenia muy claro si escribirle a usted esta carta, ya que no pido nada. Únicamente es una reflexión interna mia.
En caso de que me lea quiero transmitirle mi más profundo agradecimiento por hacer ECO de la voz y sentimientos de ciudadanos totalmente anónimos como es mi caso.

Mi historia es una autoreflexión personal de autoculpabilidad. Estos dias se celebra el noveno aniversario de la muerte de mi hijo. Murió en la carretera. Murió en una moto que yo mismo le regalé.

Tenia poco más de veinte años, la moto era demasiado potente para un chico inexperto. Los vecinos y
conocidos me dijeron "DEMASIADA MOTO PARA EL CHICO, NO DEBERIAS DEJARSELA".

Yo solo queria que mi hijo fuera orgulloso de su moto, y regalarle uno de sus sueños.
Hice caso omiso a los comentarios de mis vecinos, y se la regalé igualmente.

A la semana, era hora de cenar y no vino, era hora de acostarse y no vino, era mitad de noche y no vino.
Me levanté de la cama muy inquieto y le dije a mi mujer que no podía dormir sabía que algo había pasado porque él nunca llegaba de madrugada a casa. Cogí el coche y me fui a buscarlo a donde siempre se juntaba con sus amigos, no habia nadie ya que eran las 3 de la madrugada.

Me sonó el teléfono, descolgué y era mi mujer con la voz rota y entrecortada "ha llamado la guardia civil, le ha pasado algo, le ha pasado algoo... está en el hospital".
Desencajado conduje hasta casa para recoger a mi mujer y me dirigí al hospital.
En el hospital sólo pudieron anunciarme su defunción.

Nooooooooooo, sólo tiene 20 años. Nooo...es una equivocación!!
Y con esa frase llevo viviendo estos últimos nueve años. Nunca me perdonaré a mi mismo.

Cada vez que veo en la televisión la campaña de tráfico PONLE FRENO ... veo la cara de mi hijo.
Yo a sus lectores Sr.Quilez sólo les diría que moderen la velocidad porque cuando pasa ésta desgracias las víctimas no sólo son los que perecen en las carreteras sino los que quedamos aqui llorando su ausencia.

Tiene toda mi autorización para publicar esto en su blog con la finalidad de que TODOS NOS CONCIENCIEMOS. Gracias por escucharme, ha sido muy difícil para mi escribir mis más profundos sentimientos.

Desde A Coruña
                                 Iván

13 comentarios:

  1. Se me ha puesto la piel de gallina al leerlo, y ni siquiera puedo imaginar el dolor de los padres... Muy triste tener que vivir algo así.

    ResponderEliminar
  2. Impresionante y terrible !! :( todo mi apoyo a esos padres.
    Firmado:
    Vanesa de Cáceres

    ResponderEliminar
  3. Hola me llamo Andrea. Este testimonio es horrible, he vivido algo parecido pero en este caso los fallecidos eran mis padres. Y yo era muy pequeña. El dia que tenga fuerzas MARTA QUILEZ te enviaré mi vivencia para que la publiques.
    Me gustaria pedir a Iván (el autor del testimonio) que si me lee desde aqui me dé proporcione su mail o tlfno para contactar con él y poder hablar.
    Un saludo y mil gracias por estar ahi !!

    ResponderEliminar
  4. Soy Pedro,
    llevo tiempo siguiendo este blog por la calidad humana que tiene.
    Nunca he hecho comentario alguno ya que creia que tenia que tener alguna cuenta en google,
    y hoy un amigo me ha enseñado que con desplegar la pestaña de abajo y indicar la opcion "ANONIMO" ya puedo participar aqui.
    Prometo a partir de ahora participar mucho más.

    A sido leer esta historia de Iván y tengo la piel de gallina, uuff yo también lo comprendo muy bien, he vivido de cerca la pérdida de un ser querido en accidente de carretera y aunque no era familiar mio directo, su ausencia es notable, cada vez que subo al coche y me estoy poniendo el cinturón me acuerdo de él. A mi me gustaria saber si eso os pasa a vosotros, a mi me atormenta mucho, incluso me crea miedos e inseguridades.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me parece escalofriante la historia q ha contado Ivan, la tortura sicologica, encima de la pena de perder a su hijo, el sufrimiento q supone pensar q el le compro la moto.

    ResponderEliminar
  6. ¡lo siento mucho!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Soy Rosi, Hemos creado desde hace varios años un grupo de padres que hemos perdido hijos bien por accidentes o bien por enfermedades. Está invitado a nuestras reuniones y a compartir experiencias emocionales con nosotros. fuerza y ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosi yo vivo en Soria, me llamo Isabel y quiero asistir a esas reuniones, y si por cercanía no fuere posible al menos mantener un contacto telefónico u de otra índole.
      ¿como contacto contigo?

      Eliminar
    2. Hola Isabel soy Rosi, que alegría que me hayas encontrado por aqui y además te interese nuestra iniciativa. MIra contacta a través de email a trabajosocialmq@outlook.es
      Es el email de Marta Quilez la autora del blog. Dile que necesitas el correo de Rosario, ella sabe ya quien soy, y sin problemas te lo dará. Guardamos la intimidad del mail para que los correos que nos lleguen sean de personas realmente interesadas. Un saludo y espero hablar pronto

      Eliminar
  8. Sr Marta Quilez, yo tengo mi propia historia y,
    me gustaria publicarla aqui.
    Voy a mandarle yo también un email a trabajosocialmq@outlook.es
    y se la mando para que la publique.
    Espero que sean esos los pasos correctos, no deseo molestarla.
    Un cordial saludo :)

    ResponderEliminar
  9. Ivan, es usted una gran persona: seguro que su hijo desde el Cielo se siente muy orgulloso de usted.

    ResponderEliminar
  10. Un abrazo Iván. fuerza y ánimo

    ResponderEliminar
  11. Que bien expresas los sentimientos. Siento tanto dolor, yo también perdí a un hijo en otras circunstancias pero es dificil levantar cabeza desde entonces.

    ResponderEliminar