24 jun. 2015

Verónica "Decepcionada absolutamente con la ayuda social"

Hace unos años tuve que acudir a mi centro de servicios sociales, mi marido sufrió un derrame cerebral y perdió la movilidad de todo el lado derecho del cuerpo. Con el tiempo y muchísima rehabilitación consiguió dar cortos paseos con una muleta y un aparato en la pierna que permitía mantenerse en pie. Todo esto iba acompañado de la pérdida del habla y un sin fin de medicación.
Nunca pedí ayuda económica para la medicación ni para los aparatos de tipo ortopédico que empezó a necesitar después del derrame.
Sólo fui a servicios sociales a que me proporcionaran una persona de ayuda para el momento de levantar a mi marido de la cama a la silla de ruedas y lo mismo para acostarlo.
No se me concedió, después de llevar bastante documentación sobre ingresos y demás a la asistente social.
Ella fue clara, escueta y bastante tajante "señora usted tiene ingresos suficientes para pagar a una persona que le ayude a levantar a su marido, aqui no tiene nada que hacer".
Yo le tuve que repetir por enésima vez que solo buscaba una persona proporcionada por ellos y de confianza, no pretendía que me fuese gratis, yo la podía pagar.

Tanta ayuda social y tanta publicidad que se le quiere hacer a lo asistencial y social y según mi experiencia esa asistenta era un mero funcionario de la máquina administrativa del estado. Esa frialdad que me demostró y esa pasividad demostraban algo así como "no está dentro de mis cuatro ayudas que estoy autorizada a dar osea que ni me molesto en mover un dedo".
Pensaba que los que dicen ser asistentes sociales eran personas que no permitían que un ciudadano en apuros como era mi caso salgan de su despacho sin una solución cuanto menos lo más humanitaria posible.

La figura de este profesional creo que se magnifica porque a la hora de la verdad son meros peones de la administración, para recogerte cuatro documentos y que el ayuntamiento se los bareme no creo que haga falta ni estudiar esa profesión.
He visto este blog y necesitaba expresar mi historia puede que me equivoque pero mi experiencia fue muy negativa y sobre todo decepcionante. Espero que si esto lo lee algún profesional de este estilo le haga cambiar su punto de vista y luche por mejorar la situación de una persona que llega a sus manos desesperada, que luche y no se deje regir solo por las cuatro ayudas que en ese momento le permitan dar.
Por favor asistentes sociales entiendan mi grito de impotencia y no quiero meterme en problemas por haber escrito mi caso. Un beso de parte de Vero.

11 jun. 2015

¿Qué es el CIS o Centro de Inserción Social?


    Hoy quiero resumiros muy brevemente lo que es el CIS, puesto que tuve la oportunidad de trabajar como Trabajadora Social, un breve periodo de tiempo. Mi labor allí fue en la oficina de liberados condicionales, desde allí llevábamos el seguimiento de cada uno de ellos.
Últimamente en la televisión hacen referencia a estos centros ya que algunas personas famosas están pasando por ellos. Entonces más de uno me habéis preguntado - ¿Realmente que es eso?, ¿para qué sirve? ¿cómo es por dentro? ¿Es lo mismo que la prisión?.

Estudio actualmente el Grado en Trabajo Social. Carolina Lacruz.

Me llamo Carolina Lacruz y soy de Zaragoza. Estudio el Grado en Trabajo Social en la UNED y espero terminar en el año 2016.
Soy una estudiante madura, podríamos decir que esto de lo social ha sido una vocación tardía. Tardía en estudios pero no en sentimiento. Siempre he querido ayudar a los demás. Ayudar pero no de cualquier manera. Lo que quiero es solucionar problemas reales.
En realidad hace mucho tiempo que tengo contacto con trabajadores sociales, aunque no me hacía idea de lo que era realmente el Trabajo Social. Fui voluntaria en Cáritas, en una asociación naturalista y en otra donde trabajábamos derechos humanos, multiculturalidad, lucha contra el racismo, violencia, xenofobia, terrorismo. Allí fui secretaria, una gran experiencia.
Viví fuera de España y creo que eso me hizo darme más cuenta de que lo mío era lo social por eso de verme extranjera y las dificultades que eso conlleva.  Y decidí estudiar Trabajo Social. Seguí adelante pese al desánimo que la crisis económica me provocaba. Tenía ilusión de poder trabajar como trabajadora social, pensaba que daba perfectamente con el perfil, pero veía que era cada vez más difícil. No sacaban oposiciones, estaban echando a los trabajadores sociales de las asociaciones… y hasta hoy, que la situación no ha cambiado.
Durante el verano del año 2013 tuve una especie de punto de inflexión en mi vida. Todo empezó leyendo blogs. Empecé a seguir algunos blogs que casualmente encontré. Me gustaron tanto que siempre leía sus artículos, compartía su contenido en mis perfiles de redes sociales y les ponía comentarios. A partir de ahí busqué blogs de trabajadores sociales y encontré unos cuantos. Hasta que pensé que por qué no escribía yo un blog. Si ellos podían yo también. Evidentemente el blog iba a ser de Trabajo Social. Al principio pensé en qué podía compartir una estudiante, pero no me maté mucho con esa duda porque necesitaba comunicar. El Trabajo Social es una profesión injustamente denostada y yo quería crear contenidos y tener seguidores para darla a conocer. Entonces a final de octubre de 2013 empecé a escribir mi blog.
Aunque pueda parecer algo incluso extraño, yo desde el principio quise tener seguidores, visitas y comentarios. A mayor repercusión, más se conocería el Trabajo Social. Entonces me propuse publicar un artículo en el blog todas las semanas e interaccionar en otros blogs. La verdad es que ha sido lo mejor que he podido hacer porque esos otros autores se han interesado por lo que escribo y además apoyan mucho el Trabajo Social, cosa que, sinceramente, no esperaba.
Ahora también colaboro en la Plataforma de Defensa del Trabajo Social, recientemente creada. Creo que se puede hacer mucho desde allí para que en este país se reconozca lo que somos, pero para ello tenemos que estar unidos.
Muchas gracias, Marta, por darme la oportunidad de darme a conocer en tu blog. 
https://lascuatropiedrasangulares.wordpress.com/
                                                                                             Carolina Lacruz

Denuncia sobre la situación de desempleo de los jóvenes dedicados al ámbito social. Javier Espinosa

Trabajador social, Master en menores y animador sociocultural.
Javier Espinosa.